Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2011

Letras para LeiLa

Kabul, 5 de julio de 2011:
Ya queda menos, me han confirmado que el vuelo de regreso lo tenemos el día 23, no sabes la de ganas que tengo de tirar el  reloj por la ventana y abrazarte.
El tiempo ha estado a punto de terminar conmigo y con mi paciencia, por suerte, he cargado mi guerrera con muchas fotos tuyas, puedo pasar hambre y padecer la sed, pero aquí pasar un día sin verte es lo más parecido a morir.
Llevo la cuenta de las hojas que he usado para contarte mi vida diaria desde hace seis meses, y con esta llego a las dos mil quinientas, el hecho de no tener internet en esta medio oficina,  al principio me llevaba a los demonios, pero gracias a eso, he vuelto a jugar con las palabras y con la tinta sobre el cuaderno, rescatando historias y relatos de hace años, esos que tanto te gustaron y que terminaron por enamorarte, ¿te acuerdas de aquel otoño?
Gracias a que te he tenido en mente durante todo este tiempo he podido soportar con más o menos levedad la dureza de los días, esos qu…

La hoja de cuadros

Siempre me quedo cosas en el tintero, lo sé, lo que nunca he sabido es como empezar y eso que llevo probando más de dos años. Con este ya van tres, tres y dos meses para ser exactos.
Ahora es tarde, las puertas del tren se han cerrado hasta el año que viene, o hasta dentro de no sé cuando, navidades o algún puente perdido, cómo ves, nunca sé nada, nada de nada. Te he visto casi todos los días, hemos reído, también hemos medio llorado, han caídos dos sesiones de cine y como siempre, como siempre, no te he dicho nada de nada.
Quiero empezar a imaginarme que esto jamás va a suceder, el día que llovió tanto y te fuiste corriendo a cerrar las ventanas, te dejaste el bolso en casa, y bueno, no pude evitar explorar en tu vida para encontrar alguna pista que me mostrase el camino que termina en ti.
He pensado en empezar a olvidarme un poco de ti, pero no puedo, es un querer y no poder que me quita el sueño, literalmente. Querer duele mucho;  no poder, va acabando lentamente conmigo.
Miro hacia atrás…