Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2009

HOJAS EN EL PARQUE

Apuntes rescatados de paseos y trenes.

Elegido.
El sol intenta a duras penas asomarse por los nubarrones que vienen por Laguna.
La oscuridad se adueña del tren en el que estás montando.
Pero un rayo de luz, vence a las nubes e ilumina la cara del niño de la 23V.

Cocodrilos y animales que hacen cosas y ruidos.
El padre, dibuja con un rotulador negro la silueta de un cocodrilo.
La figura del animal se extiende por los dedos índíce y pulgar.
Repite el dibujo en las manitas de su hijo, le ha pintado un cocodrilito.
Los cocodrilos empiezan a jugar.
Bajo el jabón y el agua terminará el cuento que el padre ha pintado.

Las amas.
Dos señoras saliendo del mercado.
Las bolsas, llenas de todo tipo de productos para la casa, aguantan la pesada carga.
Soportan las vigas maestras del hogar mientras hablan de lo cotidiano.

Campeones.
El Servet, que a las siete de la tarde se disfraza de frío.
Sólo los atletas, con sus vueltas y sus piernas, consiguen derrotarle.

Sueño.
El sol de las seis, sin aliento, fat…

EL BAUTISTA

Imagen
Leopold anotaba en su diario los pasajes más llanos y previsibles del manual de la vida.


Hasta que un día se cambió de nombre.


*****

Amedeo Modigliani, Retrato de Leopold Zborowsky


COMPLEJIDAD SONORA DE LA LIBERTAD

Imagen
Los mares en calma,

esperando.
Desaparece el azul de arriba,
oscuridad.
Huida sin avisar,
rumbo hacia la vida.

Recuerdos sangrando la llaga,
memoria candente del presente,
idas y venidas asfixiantes,
andando por el tiempo.

Lamentos en silencio de su guitarra,
banda sonora de los tragos de ginebra.
Letras y palabras desordenadas.
Humo, humo, humo.
Nuestro destino es morir, ya lo sabemos.
No dijo nada.

******

Paul Klee. Sonido antiguo, abstracto en negro (1925)

EL FUTBOLIN

Imagen
La Revista Atticus nos invita a componer un relato a partir de la imagen que podeís ver encima de estas letras.
Para tal fin se ha elegido la fotografía de Alicia González, titulada "El Futbolín".
Desde SION os animamos a que plasmeís en un trozo de papel, una servilleta de la cafetería de la facultad, o cualquier espacio que acepte letras, lo que os transmita la fotografía; y luego se lo enseñeis a los de Atticus, que si les gusta os lo publicarán en su página.

A mi se me ha ocurrido esto:

LA AGONÍA DE SAN VALERO

Ya no volverán a jugar, ni siquiera engañando al del mesón con la vieja artimaña de la moneda atascada.
Poco a poco, los brazos de las estrellas del balón comenzarán a astillarse.
Sus piernas, que tantas mañanas de escaqueo y tardes de escondite por el frío, dieron tantos goles, sufrirán la gangrena de la humedad y del tiempo.
Agonía del futbolista de bar de pueblo, martirizado, al poco de nacer, con una vara de metal atravesando y quebrando sus costillas.
La carcoma har…

SIETE

Nunca antes la palabra pudo describir un sentimiento tan doloroso como los celos, de una manera tan bellísima.


La definición que nos propone al Real Academia de la Lengua Española simplemente es poesía.

Dice, en su acepción séptima, de los celos:

-. Sospecha, inquietud y recelo de que la persona amada haya mudado o mude su cariño, poniéndolo en otra.

Te imaginas la de definiciones que tuvieron que desechar antes de conseguir este verso.

La opinión de la científica, Mendel en mano, cuando dijo qué no eran más que impulsos electroquímicos repartidos por todo el cuerpo.

El filósofo, habitante de la rama, labrador del pensamiento, con la idea del ser y del alma, del yo y el él, del todo y la nada.

Economistas, como el señor de la barba, haciendo cálculos, relativizando todo lo posible la oferta y demanda de miradas.

El escritor, incapaz de buscar la letra adecuada, navegando entre mares imposibles de hojas y epílogos.

Hasta que preguntaron al poeta.
Sacando una cuartilla y un lápiz.
Escri…

EN MEDIO DEL ONCE

Sorbos de letras un domingo en Osca.

La carrera del sol.
Por enésima vez, te has levantado temprano con el reto de todos los domingos que duermes al lado del Isuela.
Esta vez no se te puede escapar la victoria.
El sol aún no ha despuntado por Barbastro, cuando tú y tus playeros echaís a correr río arriba con tal de derrotar al amanecer.
Vuelves a perder tras más de diez kilómetros de lucha.
El universo te ha vuelto a ganar.
Vencido el resto del día por el tiempo.

Al ladrón.
Una marabunta de zagales y padres te sorprenden en medio de tu paseo.
Corren persiguiendo un coche rojo que lleva una sirena naranja,
Son muchos y están bien organizados.
Las madres, tiritas y agua en mano, alivian el esfuerzo de la carrera.
Tras ellos, con suma paciencia, dos motos de policía.
Van a tener díficil descubrir quién fue el que cometió el atraco.

Sacrilegios.
Comprar una simple barra de pan es puro morbo.
La panadería invita a entrar, es grande, bonita, bien iluminada, y huele muy bien.
Aunque entre tant…

CUENTA NUEVA

Imagen
- ¿Qué miras?
- Ah, nada nada, estaba pensando, pensando un poco.
- Ya, ¿en?.
- Sabes Gertrude -dijo mientras daba una larguísima calada al cigarrillo- creo que voy a pedir un año de excedencia en el departamento.
- ¿Eh?, ¿va algo mal? - respondió sin apartar la mirada de la página cuarenta.
- Ah, no, no, nada mal, va todo, si, va todo bien, pero, um, creo que estoy un poco cansado, los tiempos, si, los tiempos cambian y a mi tanta prisa me, me supera.
- Ya estamos en mayo, quedan diez días para irnos a descansar a la playa.
- Eu, si, si, pero, pero no, creo que necesito parar, pararme a pensar, bueno, pensar no, no hacer nada.
- No sé cariño, haz lo que quieras, lo que tu quieras, a mi me parecerá estupendo.
- Si, si, seguro.

Tras una eterna calada, y después de pasar a la página cuarenta y cinco, Gertrude, su amada Gertrude, se coló en el silencio de la estancia.

- ¿Y qué piensas hacer?
- Descansar.
- Bien, eso está muy bien.

Basile tuvo que confesarse.

-Bueno...bueno en verdad...esto era una…

GOTITAS

Historias rápidas para leer en el ascensor.

Las horas.
Te levantas a los pies de la Sierra Guara, el preludio de los Pirineos; comes viendo el Pilar; cenas en la meseta.
Piensas en cuánta verdad hay cuando oyes decir eso de que los días pueden hacerse interminables.

Madejita.
En un ejercicio arriesgado cruzas la vía por dónde no se debe.
No se ve ningún tren viniendo por la derecha.
Tampoco por la izquierda.
Miras con detenimiento el cambalache de vías que se cruzan al lado de tus pies.
Imaginas la de trenes y destinos que han pasado por allí encima.
Miras otras vez a ambos lados, por si las moscas.

El beso de Klimt.
Una pareja de abuelillos esperan la salida del tren que seguro que les lleva a su casa.
Toman un café, que con el frío que hace, se agradece.
En un gesto que te conmueve, él le da un beso en la mejilla.
Imaginas la de veces que habrá hecho sonreir a su amada con ese sencillo gesto envuelto en tanta ternura.

PORTA CAELI

Imagen
Por esas latitudes no había más que dos estaciones, verano e invierno; nadie hasta el momento habia visto pasear por las calles los preludios de la primavera y del otoño.
El frío había dejado las maletas en su cuarto para establecerse allí una larga temporada.
Los árboles vertidos por el viento.
El cuello oculto bajo el abrigo.
Las manos tensas a punto de agujerear los bolsillos.

Aún era pronto para recogerse en casa y hasta mañana.
Optaron por retar al aire congelado y sentarse en el banco.
No había mucha más gente pululando por ahí; un par de estudiantes persiguiendo sus apuntes por la calle, un señor mayor que aún se atrevía a dibujar algo en su libreta, calánndose la boina hasta la nuez y ellos dos.
Tampoco era muy importante, la verdad.

Las manos se mezclaban con los ojos en una madeja desordenada de sensaciones.
Lo espontáneo prevalecía sobre lo planificado, echando por los suelos cualquier intento de calma y de serenidad.
Su pelo sí, mantenía la belleza y el tacto que tanto le gustaba.
La…

REY SOL

Abrió su cuaderno de notas por la página dieciseís, viendo ante él un gran reto blanco en forma de cuartilla.

- ¡Aquí puede quedar estupendo!

Antes de marchar a por su trofeo, echó la vista y las páginas hacia atrás. Ciro heredó el gusto por la caza gracias a su madre.
Esa misma tarde, justo al dar las seis y media, preparó su macuto y se echó a la calle.

- Si no me doy prisa, se me va vivito... - decía jadeando mientras miraba una y otra vez las manecillas del reloj.

Sus pasos dejaron atrás el asfalto a la media hora de salir de casa, en ese momento, la tierra y los primeros helechos del monte le abrían las puertas a su decimosexta aventura.
Poco a poco, con toda la paciencia del atardecer, el sol se iba difuminando en una increíble composición de tonos ocres y anaranjados.
El padre Duero se presentó cómo su primer gran obstáculo, las aguas de las primeras lluvias del otoño le daban una fuerza increíble dentro del remanso de paz que aparenta ser el gran río Duero.
Ciro se rasco la c…

COLABORACIÓN EN BEJOPA

Imagen
Buenas noticias.

BEJOPA (asociación cultural de la ciudad de Huesca) ha querido que mis letras colaboren en su revista.
Empezaremos por un artículo sobre la histórica y legendaria comarca del Sobrarbe.

Iremos informando.

Esto es cosa de todos, no solo mía.




Come

CINEMA PARADISO

Imagen
Se me ha adelantado el primo que ahora bebe fino.
Pero el tributo que le rinde en su blog es calcado al que pretendía subirme hasta Sión.
Poco o nada se puede añadir a las letras en forma de boina y cabina roja que le escribe er primo sin asento.

Ahora vendrán los típicos homenajes, de los que muchos serán de manual.
La gran lacra de este país es esa enfermedad del olvido, que nos hace querer mal a nuestros verdaderos ILUSTRES.

El Ministerio de Cultura seguirá regalando el dinero de los contribuyentes, tu dinero, mi dinero; para financiar a peliculillas de casi actoruchos, en vez de fomentar y divulgar el verdadero cine español, del que hoy nos deja una parte, una parte muy importante.

Yo mientras tanto, seguiré viendo una y otra vez sus películas, las películas de Jose Luis López Vázquez, Don Jose Luis López Vázquez.

Nuestro cine, el de verdad.


*****


Ah, y si, voy a mandar una carta a estos personajes del ministerio, por lo del Santo Entierro de Juan de Juni.
Y si es mañana mejor.
Pa…