Entradas

Mostrando entradas de enero, 2010

Agua en femenino

Imagen
Ciudad, sí, de buenas mozas y buenos mozos.
Y por un lado, sin hacer casi ruido, se cuela por las huertas de Renedo.
El invierno sigue su curso, ¡no hay otra, amigo!, la espadaña cede a los vientos que se cuelan por el valle, los campos a un lado y a otro, presentan colores de la colección de este año.
Campos desnudos, a la espera del santoral, que al final es el que propone, envía y manda.
Los cerros aparecen como atalayas en el Valle de la Esgueva, sin saber que vigilar.
Pocos soles le quedan a este enero, uno de ellos marcha ya por el Duero hasta mañana.
No hay nada por lo que alertarse, salvo por la ventolera que se ha levantado en la ribera, todo está tranquilo por el este, los carrizos rebeldes, el cielo quebrado a las cinco y cuarenta.

El tiempo pasa, es mandamiento divino.
Madeja de aguas, que vienen de Silos, nada más y nada menos.
Aguas divinas que pasan de puntillas hacia el Pisuerga y de ahí al otro, que ese sí que da guerra últimamente.
Recuerdas las primeras veces que …

Así nos querrá también el altísimo

Mal asunto lo de ir a misa en los tiempos que corren, los curas, los curas gordos más bien, no dicen más que majaderías, aunque si conocemos templo en el que oficie cura obrero, a ese si que podemos ir, que nos contará cosas cercanas a la realidad, y llevará camisa de cuadros y botas.
Y puestos a encontrar caminos, pedregosos o no, que nos lleven al cielo por si las moscas, sin tener que pisar la iglesia, excepto para ver retablos y escapularios de los Santos Juanes, hagamos ejercicios espirituales en la calle.

La calle, la nuestras, la que vemos por la ventana, regalan gozo al alma y pulso firme a espíritus taquicárdicos.
Pasear por el barrio, con el aire cebado de vez en cuando por la papelera, oliendo las esquinas aunque tengan meados de chuchos, pero los nuestros al fin y al cabo.

Ir a por un kilo de tomates a los ultramarinos de la esquina, y dejar correr el turno para oler a la vez los encurtidos y las medias de señora mayor, que están a buen precio, por cierto.

En el Pisuerga, …

Dos soles y un lazo rosa

Imagen
Dos días seguidos, con un poco de trampa, todo hay que decirlo, ganando al sol.
Arriba, arriba, deprisa, deprisa, hacia dónde nacen los Torozos.
Es como el noveno de hace días, pero aquí hace frío y estoy solo, relativamente.
Sin gafas, pero conseguí ver la ventana verde del nueve A.

Y allí, a esas horas, cuando no han pasado los señores colchoneros, está ella cumpliendo años mientras duerme.
Pronto darán las nueve, el sol no ha salido, me anoto dos puntos en la casilla.

La lucha sigue, tenía ganas de ver esta situación, y me encuentro al sol, tallado en piedra, echando agua por un caño.
Ella no sabe que hago estas cosas para mirar azoteas.

A esas horas, luceros del alba pastando, están los tejados de verdad.
Las primeras luces de las casas te dan los buenos días.
Te imaginas lo que hay detrás de cada bombilla.

Ella, mientras tanto, ya con veintitrés patitos, duerme.
Me bajo corriendo a casa, que aún me quedan unos cuántos kilómetros y charcos.

No vaya a ser que se despierte y la dé …

La otra buena moza

Imagen
Parece de mentira.


Una broma de la primavera.

Tan verde que asusta.

Tan verde que parece de fuera.

Pero no, es de aquí, bueno de allí, de aquí cuando estoy allí y de allí cuando estoy aquí.

A veces la meseta tiene estas cosas, que cuando nadie la ve, se pone guapa, normalmente es vergonzosa.

Ah, pero ese día la pillaron pintada de verde.

Ya no se ruboriza, menos en verano, que casi no sale de casa, confiando, como siempre, en el amarillo como amuleto.

Qué suerte tienen los páramos que la ven desde arriba, te imaginas convertido en cerro, por ahí, en los Torozos, dibujando parameras.



******


Primavera, entre Simancas y Cigüñela.
Fotografía: Chema Concellón

Lo pide Millás - Los bolsillos de la chaqueta de mi padre

Sigilosos, de madrugada, con los primeros ronquidos de mi padre, comenzamos la operación.
Dejamos las zapatillas al lado de la cama, no era conveniente levantar la más mínima sospecha.
El jugoso botín, hizo que nos movierámos con torpeza por los nervios, tenía que salir todo perfecto.
Primero, atacar el bolso de mi madre, que después de una tarde de compras siempre salta algún euro.
Después, los bolsillos de la chaqueta de pana de mi padre, que había venido de cena, seguro que con sorpresa.
Un gracioso llamo al timbre.
Todos nuestros planes se fueron a la cama...

*******

La Ventana de Millás

Y en tu ventana

Imagen
Sentada en el sofá, lo llamaba para que vieran juntos la televisión.
Pero él estaba a otra cosa, ocupado en uno de sus pasatiempos.
Iban a dar ya las siete de la tarde del sábado, el sol empezaba a esconderse por dónde se pierde el Pisuerga.
Ella, un poco enfadada al ver que no hacía caso omiso a su llamada, empezó a enojarse.
El espectáculo que había más allá de la ventana no se lo podía perder, por lo que decidió levantarse del sofá para ver qué es lo que mantenía tan ocupado al otro.

-¿Por qué no vienes?
- Mira...

Era uno de los primeros atardeceres del mes de enero, que ese año había venido congelado.
El sol pintaba poco a poco las riberas y La Buena Moza.
Las primeras luces de las casas empezaban a asomar, serían ya las siete y cinco, aproximadamente.
A la derecha, las pequeñas lomas que crecen por Renedo y por la Esgueva, vencidas por la noche
De frente, los altos de la Fuente del Sol, trastienda de los Torozos, coloreados de un bonito color negro con trazas de naranja.
Por la i…

Magia

Imagen
Lo consiguió.
Aunque le ha costado, horas y horas de sábados por la mañana, en la librería, delante de público de no mucho más de medio metro.
Prometió hacer mucha más magia, más aún, contando cuentos.
Y vaya si lo ha logrado.
Sus exigentes criticos han abierto mucho los ojos, no se quieren ir de la moqueta de la tienda, pese a las prisas de las madres.
Ha hecho globos con las palabras.

*******

Imagen cedida de la colección Jordán y su cámara.

La FAMA cuesta

Prescindible, es el mejor adjetivo que puede calificar a la película "Fama".
Una cinta totalmente previsible, hasta en el color de los créditos.
La historia nos la podemos imaginar.
Aunque, la película tiene aspectos, a modo de oasis, como por ejemplo la aparición de Kelsey Grammer, el doctor Frasier Crane de la serie mítica, necesaria y obligatoria en los planes de estudio ¡Frasier!.
En ese momento, el espectador que tenga un poco de paladar catódico, se inyectará en las meninges una recopilación de los mejores momentos del doctor Crane y si se quiere, se puede llegar uno a acordarse de Cheers, o de Seinfield, así la película se hace más llevadera.
Si se puede destacar, alguno de los temas de la banda sonora.

Del mismo género: escuela para chicos y chicas que buscan una salida a su talento, tenemos cintas mucho más divertidas que la que nos ocupa, "Loca academia de Policia 1", por ejemplo.

Si van a verla, al menos que sea en buena compañia.

CATODICISMO

Una vez más, a la hora de tomar las doce uvas, la "inmensa mayoría de los españoles" ha querido compartir el último minuto del año con Televisión Española.
Con cosas tan serias como pasar de un año a otro, no se debe jugar, pero parece que desde hace unos años, la opción "dar las uvas desde relojes exóticos" seduce a los realizadores del especial de fin de año.

Esta vez, nos invitaban a entrar en el 2010 desde Ciudad del Cabo (Cuatro), Santiago de Compostela (Antena 3) y la Puerta del Sol de Madrid (Tve, La 2, La Sexta y Telecinco).
La opción de la cadena amiga es descartable desde el principio, empezar el uno de enero al lado de Belén Esteban es señal de mal augurio (seguro).

Las uvas hay que tomarlas como dictan el reglamento, en la primera y desde Madrid, que los relojes de Galicia calidade y Sudáfrica son nuevos en estos empleos temporales.
La pena es no poder comer las uvas con Ramón García, Don, que añadía un plus de seguridad para entrar en el nuevo año.

Se …