sábado, 3 de enero de 2009

...un paseo por Huesca...

La provincia de Huesca se encuentra situada en el norte de España, siendo una de las 3 provincias, junto con Zaragoza y Teruel, que conforman la Comunidad Autónoma de Aragón.
La capital de la provincia es Huesca (Uesca en fabla aragonesa), y su número de habitantes se aproxima a los 51.000

El gentilicio es Oscense, o Fato (a los de zaragoza se les llama cheposos)


Lo primero que hay que hacer antes de iniciar cualquier viaje, es recopilar toda la información posible sobre el lugar al que vamos.

Por lo general, los folletos de turismo y las páginas web de la institución de turno adornan bastante la realidad del lugar, con descripciones e imágenes que poco o nada tienen que ver con lo que de verdad nos vamos a encontrar.


No es el caso de Huesca.


Me vendieron un palacio y me han dado un paraíso.


Huesca conjuga con una delicada armonía, el encanto de los pueblos del Alto Aragón, su tranquilidad, su silencio...con el ajetreo y el día a día de una ciudad moderna y viva.

Es una ciudad pequeña, pero perfectamente equipada en todos los aspectos: cultura, deportes, servicios, transporte...
El hecho de estar a algo más de 30 minutos de Zaragoza en AVE la convierten en una ciudad dinámica y activa.


La gente es muy amable, pienso que el hecho de haber nacido a los pies de los Pirineos, en medio de todo ese mar de color verde, les hace mucho más humanos y más sensibles, que los urbanitas de prisa constante, café engullido y maletín.

Huesca es la puerta a los Pirineos, y el vaivén de amantes de los deportes de montaña es constante.
Lo que más valoro es poder ir a absolutamente a todos los sitios andando, dando largos paseos (cosa que me encanta) e ir descubriendo cada día nuevos rincones, nuevos espacios y nuevas personas de la ciudad que me va a acoger durante mucho tiempo.

********


Y de la provincia qué decir, nada malo, es imposible. Loarre, Aínsa, los Mallos de Riglós, Jaca, Barbastro, Ansó y Hecho, Boltaña...
Poco a poco iré desgranando cada una de estas obras maestras.


Una monumental orquesta paisajística que compone a cada vistazo una melodía única e incomparable.


Si el destino ha elegido este sitio para mí, le tengo que estar eternamente agradecido.


Besos y abrazos baturros.

1 comentario:

Fernando dijo...

Nobleza baturra ;))
Un saludo.