jueves, 26 de febrero de 2009

Tú, pueblo...tu, vida


Cuánto tiempo ha pasado,
desde que alguien vino por aquí la última vez,
las piedras ya se han fundido con el viento,
las calles han borrado los pasos de la gente,
los muros,
ya no reviven con la lluvia,
la tierra,
ha olvidado los juegos de los niños,
los campos,
mueren ahogados por los macabros deseos del tiempo,
el cielo,
cegado por una eternidad maldita vestida de negro y tristeza.


Cuánto tiempo ha pasado,
desde que estaba vivo,
cuánto,
desde que el silencio se hizo dueño y señor de las esquinas y las calles,
cuánto,
desde que mi triste destino me arrebató la vida,
cuánto,
desde que el veneno del olvido manó de aquella maldita fuente,

Ya no existo,
nadie me reconoce,
solo las sombras que vagan por las tapias mutiladas,
que vuelan por los tejados hundidos por el peso del olvido,
vestidas de luto,
sólo ellas me visitan.

Me recuerdan que no hay nadie,
y que jamás vendrán,
y no vendrán porque ya no existo,
nadie se acuerda,
soy una sombra,
una sombra en el paisaje,
perdido,
perdido en el tiempo,
abandonado,
abandonado en el olvido.

Porque simplemente,
no soy.

Por nuestros pueblos abandonados


*El acompañamiento visual viene de la mano de Juan Díaz Almagro

5 comentarios:

EVA dijo...

Gracias por tu paseo,
yo también haré lo mismo (volver a pasar por aquí)

Un saludo :-)

Iris dijo...

Buen texto, está lleno de preguntas propias del género humano.

Iris dijo...

Buen texto, está lleno de preguntas propias del género humano.

pinklady dijo...

que tal todo?veo que has recuperado esa vocación!muy bien!!!
un abrazote!!!(por cierto nada de utopía..jejeje)

luispe dijo...

pero qué nostálgico, está realmente muy bien. ¿No serás tú quién escribió el relato de la marcha asprona de este año?