Tomando la calle (II)

Letras en Las Ramblas.

La alquimista
La señora del herbolario, ordenando un poco su escaparate.
Sus manos se mueven rápido, mezclando un aroma con otro, una brizna verde con una roja.
Te asomas a la trastienda, en dónde seguro que guarda el secreto de la piedra filosofal.

Timidez
Los turistas quemados por el sol.
No sabes si el tono de su piel es fruto del sonrojo o de la ausencia de protector.

Mantener la cabeza fría
Te tomas un helado de café.
Lo tratas de disfrutar pausadamente, pero se queda en eso, en un intento.
Las consecuencias de engullir ese bloque de hielo las conoces.
Caes en tu trampa una vez más, sientes tus neuronas vibrar, notas el aliento frio de la muerte en las meninges.
Esperas, entre dolores, que acabe el invierno en tu cabeza.

Constelaciones
El tren de hoy es el doble de grande de lo normal, dieciocho vagones.
Han enganchado un convoy con otro, el número de viajeros así lo precisa.
Igual que ayer, cuando viste en el cielo a la osa menor seguir a la osa mayor.

Libertad
Un cochecito de bebé sin pasajero ocupa un lado de la calle.
Lo has visto en una pelicula de miedo.
El niño ha debido de escapar gateando para huir del monstruo.

Comentarios

Fernando ha dicho que…
Primero lees la realidad y luego nos la escribes.
¡Bien!

Entradas populares de este blog

El indigesto salmón

Reinventado a Hopper (cuarta parte)

Sunflower review