Up! Go! Mae!

Te dicen: "Venga, mañana a las 7 de la mañana todo el mundo preparado y perfectamente uniformado en la puerta".
Y vas, vamos que si vas, no te lo piensas dos veces, pese al madrugón y el saber lo que te espera allí arriba y después abajo.

Dirección: Canfranc.
Objetivo: Pico Anayet 2569m sobre la realidad.
Clima: frío a partir de los 1800m, ventisca.

Comienza la ascensión, despacito, acordándote (para bien y para mal) de todos los que han hecho que traslades tu vida a los pirineos.
Montaña mágica y sabia, que emula lo más puro del día a día, del buen y malviivir, con sus pendientes, crestas, con sus cantos rodando ladera bajo y tus piernas picando ladera arriba.

Razón tiene la Cantabrona en sus últimas líneas, en las que habla sobre el monte y sus propiedades curativas.
Poco a poco la ataxia hace acto de presencia en tus meninges y tus gemelos te piden tregua, pero permaneces impasible ante los lamentos sordos de todos tus músculos.

No existen los "ayes" ni los "no puedo más", sólo cabe en tu boca los "venga, arriba, arriba, más alto, más alto".

Haces cumbre, el mundo a tus pies, la realidad ahí abajo.

Toca bajar, aún sin quererlo, pues mejor se está allí arriba.


La montaña y tú.


Tú y la montaña, que pone a cada uno en su sitio.


************

- ¿Y este por quién va?

Comentarios

Entradas populares de este blog

El indigesto salmón

Reinventado a Hopper (cuarta parte)

Sunflower review