LO QUE PUEDE SER QUE SEA Y PUEDE SER QUE SERÁ

El número de fallecidos por enfermedades respiratorias se triplicó en apenas un año.
Los comienzos de la tercera gran guerra se decidían entre ases de picas y lingotazos de ron a las afueras de Vancouver.
Los niños renunciaron a su infancia a cambio de una paga extra en forma de tubo catódico.
Colegios bajo mínimos, parvularios sin párvulos.
Montañas…ríos…apestando a basura y a poca humanidad.
Cabezas abajo, mirada siempre al suelo.
El cielo se volvió gris, hace años que el sol dimitió de sus funciones.

La tierra gritó basta.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El indigesto salmón

Reinventado a Hopper (cuarta parte)

Sunflower review