CUENTA NUEVA


- ¿Qué miras?
- Ah, nada nada, estaba pensando, pensando un poco.
- Ya, ¿en?.
- Sabes Gertrude -dijo mientras daba una larguísima calada al cigarrillo- creo que voy a pedir un año de excedencia en el departamento.
- ¿Eh?, ¿va algo mal? - respondió sin apartar la mirada de la página cuarenta.
- Ah, no, no, nada mal, va todo, si, va todo bien, pero, um, creo que estoy un poco cansado, los tiempos, si, los tiempos cambian y a mi tanta prisa me, me supera.
- Ya estamos en mayo, quedan diez días para irnos a descansar a la playa.
- Eu, si, si, pero, pero no, creo que necesito parar, pararme a pensar, bueno, pensar no, no hacer nada.
- No sé cariño, haz lo que quieras, lo que tu quieras, a mi me parecerá estupendo.
- Si, si, seguro.

Tras una eterna calada, y después de pasar a la página cuarenta y cinco, Gertrude, su amada Gertrude, se coló en el silencio de la estancia.

- ¿Y qué piensas hacer?
- Descansar.
- Bien, eso está muy bien.

Basile tuvo que confesarse.

-Bueno...bueno en verdad...esto era una sorpresa.
-¿Cómo una sorpresa?
-Te acuerdas de nuestra luna de miel.
-Oh si, unos días inolvidables cariño.
- ¿Repetimos?
-¿Cómo?
- Quiero, quiero que dure un año.


******

Hotel by Railroad (E.Hopper)

- ¿Hopper? ¿Qué raro?
- Sí, rarísisérrimo.


Comentarios

Entradas populares de este blog

El indigesto salmón

Sunflower review

Reinventado a Hopper (cuarta parte)