sábado, 2 de enero de 2010

CATODICISMO

Una vez más, a la hora de tomar las doce uvas, la "inmensa mayoría de los españoles" ha querido compartir el último minuto del año con Televisión Española.
Con cosas tan serias como pasar de un año a otro, no se debe jugar, pero parece que desde hace unos años, la opción "dar las uvas desde relojes exóticos" seduce a los realizadores del especial de fin de año.

Esta vez, nos invitaban a entrar en el 2010 desde Ciudad del Cabo (Cuatro), Santiago de Compostela (Antena 3) y la Puerta del Sol de Madrid (Tve, La 2, La Sexta y Telecinco).
La opción de la cadena amiga es descartable desde el principio, empezar el uno de enero al lado de Belén Esteban es señal de mal augurio (seguro).

Las uvas hay que tomarlas como dictan el reglamento, en la primera y desde Madrid, que los relojes de Galicia calidade y Sudáfrica son nuevos en estos empleos temporales.
La pena es no poder comer las uvas con Ramón García, Don, que añadía un plus de seguridad para entrar en el nuevo año.

Se presenta un año catódico convulso, con posibles fusiones entre cadenas y la eliminación de la publicidad de la primera, cosa que es relativamente cierta, pues la que no se suprime es la publicidad corporativa ni de productos del grupo (comprobado y cronometrado)

Habrá que estar atento a los movimientos, con sus consecuencias en el menú televisivo.
 

1 comentario:

Miss O. dijo...

Suerte tienes que no te tentó canal sur... Se saltaron los cuartos...y, oiga, ni una mísera uva comió media andalucía!