Dia lluvioso


Una finísima lluvia empieza a cubrir con un velo París, no parece que sea febrero, todo apunta en el imaginario a que es octubre gris.
El matrimonio Vial aprovecha para pasear hasta la casa de la madre de Bernard, ya un poco achacosa, puesto que este clima va muy mal para sus huesos de papel.
Se cruzan de frente con un señor muy bien vestido y de exquisitos modales, todo un elegantón parisino, con sombrero y paraguas, pero que al que no conocen; Cloé le devuelve una pequeña sonrisa al amable desconocido.

Unas baldosas más atrás, discuten de sus cosas monsieur Florit y monsieur Cesari, socios de la compañia local de aguadas, a los que últimamente no marchan bien las cosas.
Isaac Villot camina un tanto preocupado, tiene 36 años y ha fracasado en todos sus intentos de encontrar una buena mujer con la que ser padre; se agobia con facilidad, la angustía es su sino.

Ocurrió una mañana de febrero, en una calle de París.

......................................................


Calle de París, día lluvioso.
Gustave Caillebote, 1877
Art Institute of Chicago

Comentarios

Entradas populares de este blog

El indigesto salmón

Sunflower review

Reinventado a Hopper (cuarta parte)