LA VIDA ES UNA SEMANA

Es la semana de Valladolid, días para acercarse a la parte más humana de lo divino, lejos de atávicas doctrinas eclesiásticas, es el momento de encontrar, de salir a buscar el origen y la genesís de lo sagrado.
La Historia Sagrada es un relato muy bello, literatura de los símbolos, que se pueden disfrutar igual que la última novela de ese escritor, pero sin la innecesaria presencia del altar para su interpretación.
Es Semana Santa en Valladolid, días para gastar zapato y suela, visitar iglesias, admirar el arte que fluye por las calles.
Semana Santa en Valladolid, el museo de la calle, la Historia Sagrada tal y como está reflejada en la Biblia.
Pasajes y letras tallados en la madera, relatando la vida y padecimientos de un hombre bueno, pero al que la mayor parte de la curia diocesana ha conseguido enfrentar con parte del pueblo.
A lo largo de estos Santos Días, tendremos nuestra oportunidad de reecontranos con la fe, con las creencias en algo, sin la opresión de la jerarquía vaticana.
Un espectáculo único hecho en Valladolid para el mundo.
Es momento de aparcar los mensajes apocalípticos que se mandan desde los diferentes episcopados, es hora de, por unos instantes, dejarse llevar por la belleza de las tallas, creadas a base de pino y gubia, hace ya muchos años, por hombres que se imaginaron las escenas de la vida de Jesús, tal y como se plasman en las Sagradas Escrituras.
Momentos para encontrarse con el pasado de cada uno, para meditar ante el arte y ser en la madera.

Son días de trasiego y bullicio para el espíritu, la vida va muy deprisa, por eso es momento de contemplar el paso lento de las procesiones, de sus penitentes, de las magníficas tallas, para mecernos con ellos en su marcha, reposar, descansar los sentidos en la calle, pedir tiempo muerto en estos Santos Días.

Valladolid es templo en las aceras, el pueblo fiel y más puro abarrota esta enorme capilla urbanita.
Se entrega a la causa del museo con su silencio, desde las calles de la ciudad al mundo.

Días para uno mismo.
Días para disfrutar al máximo de la intimidad de Valladolid.



*********************

1. Detalle de San Pedro en el paso de La Sagrada Cena.
2. Jesús Atado a la Columna.
3. Cristo de la Luz.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El indigesto salmón

Sunflower review

Reinventado a Hopper (cuarta parte)