viernes, 25 de junio de 2010

Eones

He perdido la cuenta de las vueltas que le he dado ya al café, es más, he perdido la cuenta de los cafés que llevo, ¿diez, cien, mil?, no sé, pero no me importa, aún caerán más.
¿Días?, ni idea, también hace tiempo que se me olvidó abrir la agenda, además, he tirado el reloj, no tengo ninguna prisa.

Me siento observada, pero lo acepto, yo también miraría a alguien que lleva casi en la misma posición unos cuántos días.
Veo las mismas caras todas las semanas, pero con diferentes corbatas y otros vestidos.
Ellos me miran a mí y yo a ellos, es un pequeño juego de miradas poco discretas pero consentidas.
Me he hecho amiga de Braulio, el de la cafetería, todos los días me pregunta lo mismo.

-¿Vendra hoy?
-¡Seguro!

Pasa otro día y otra estación, pero yo sigo esperando frente al andén 17, porque sé que hoy vendrá.


******

(sonríe y espera P.)

No hay comentarios: