REY SOL


- Menos mal...
- Uf, casi no llego.
- Bueno, estamos a tiempo...
- ¿Alguna idea?
- Más o menos lo de siempre, pero lo vemos sobre la marcha.
- ¡Perfecto!

Nueve minutos más tarde, el sol empezó a hacer malabares con la luna; el cielo, como cada tarde, fue la sábana en blanco de los pintores de noches.

El mundo comenzaba a acelerarse otro día más a esas horas.

- ¿Cómo lo ves?
- ¡Fabuloso!, el toque con azul mar es fantástico, de lo mejor que te he visto hacer.
- Lo tenía guardado para hoy, ¿seguimos?
- Seguimos.

Hasta las olas se mofaron de la teoría de la generación de las mareas, se dieron la vuelta para buscar al sol que se moría ese domingo.
Poco a poco, las miradas que habitaban el Paseo Marítimo fueron levantándose en dirección oeste.
Los primeros aplausos comenzarían en llegar en breve.

- Lo hemos conseguido.
- Fantástico...fantástico..haz una foto, a ver cómo te ha quedado.
- A cambio de que me mandes otra desde el tren, a ver cómo te ha quedado a ti el tuyo.
- ¡Hecho!

Lo hizo con unos colores.
Yo probé con unas letras.
Atardeceres...
Haciendo y deshaciendo, buenos días y buenas noches.

*************

 





Comentarios

Srta. M ha dicho que…
Sólo Barcelona podría ser así.

Entradas populares de este blog

El indigesto salmón

Sunflower review

Reinventado a Hopper (cuarta parte)