Luna de Nisán

Silencio…
La muerte nunca se hizo tan bella…

Silencio…
Naveta, mortaja y sayón.

Silencio…
La gubia, cincelando la expiración sobre el  madero.

Silencio…
Salve, Perdón al pueblo y Victoria.

Sólo se oyen pisadas, entre el murmullo del Pisuerga…

A lo lejos, una corneta desde la Antigua; tambores templados por la Pasión…

Sólo se escuchan los lamentos de los ojos, apostados a millares en Angustias…

Valladolid cierra filas, se engalana de luto.

Semana Santa 2011

Comentarios

cris ha dicho que…
woow!, creo que no puedo decir nada más, parece que yo haya vivido esa semana santa también.
muac!

Entradas populares de este blog

El indigesto salmón

Reinventado a Hopper (cuarta parte)

Sunflower review