Me llamaba S.M.


No estaba cómodo, ni encontraba la manera de estarlo.
En mi cabeza seguían rondado aquellas secas y cortantes palabras; además, es que yo no había hecho nada malo.

Me juzgó por el simple hecho de haber sido yo mismo, por haber dejado salir de mi boca aquellas sinceras palabras.
Pero la quiero, no la amo, ya no, la quiero y ahora tengo algo de miedo
Me duele, me quema, me hiere; pensar que la quise tanto, que íbamos a ser uno y ahora el miedo se ha apoderado de mi, llevándose con él parte de mi corazón.
Nos quedan 12 días de vacaciones, ya llegamos a una edad complicada, en la que bajar a por el pan o tirar la basura es lo más emocionante que hago últimamente

Tampoco busco grandes emociones, ella se llevó todo incluyendo también todo lo que fui. Creía que iba a ser diferente, que iban a ser las mejores vacaciones, estaba todo planeado, pero en cada plan ella estaba incluida.
Los chavales ya son poco chavales, vamos a verlos a Valencia cada poco, son mi salvavidas. No sé, no sé cuánto voy a aguantar sin borrarme de todo, no me gusta esta vida, no me gusta ella, no me gusto yo.

Pero ellos me ayudan a sobrellevarlo, todavía poseen esas inocentes sonrisas que contagian a cualquiera. Consiguen sacarme caras que yo solo no sabría pintar, por eso mismo me encanrta ir a casa y verlos. La familia siempre ayuda de alguna forma. Y eso que ya tienen cuarenta y largos.

Me queda poco, sé que voy a morir pronto. Sin luto, sin cenizas; disimularé y pensaré que soy feliz, es peor que arrojarme por la terraza.
La vida me ha hecho madurar a zancadas, qué remedio, me ha dado grandes dosis de mala suerte al igual que momentos de felicidad, momentos llenos de vida. Pero dicen que todo llega a su fin, y siento que el mío ya se acerca.
No sé el momento, ni dónde, pero sé que me queda poco en este mundo lleno de seres impefectos. No tengo miedo, me he mentalizado.

Me iré sabiendo que he hecho todo lo planeado en esta vida, todo, menos morir junto a ella.


De las cabezas y manos de Oh lá lá, mon cheri! 

Comentarios

Entradas populares de este blog

El indigesto salmón

Reinventado a Hopper (cuarta parte)

Sunflower review